Los libros están llenos de vida

Anuncios

viernes, 24 de julio de 2015

LAS HIJAS DEL FRÍO

Bueno, este es el tercer libro de Camila Lackberg. Este libro es un tanto siniestro debido a la víctima: una niña de siete años la encuentran muerta en el mar.
Tras la sorpresa inicial, van descubriendo (de poquito a poco) que en realidad la ahogaron en agua dulce y había restos de jabón (en una bañera). También tenía la ropa puesta, por lo que no es probable que fuese ningún delito sexual (y así es, no es nada de eso). Nuestros policías tienen varios sospechosos, aunque ninguno como para ser el asesino. Tras investigar un poco descubren que el vecino de al lado, Kaj, tenía pornografía infantil en su ordenador y que fue descubierto por ello hace años. También Kaj tiene un hijo con Asperger (es complicada de explicar pero en el libro tratan más el tema), que les dice que la niña regresó a su casa con el abrigo rojo que encontraron en la casa de Morgan (el hijo de Kaj). Asimismo, Ernst, el compañero de Patrik, se lleva a Morgan a la comisaría a interrogarle sin que él lo sepa, se estresa y se escapa por una ventana abierta, por la que huye hacia la carretera, teniendo la mala suerte de que le atropella un camión y muere en el acto.
La madre de Morgan, que se fue a su casa (y después a ver a Morgan a su casa-cobertizo) por una intuición, leyó que se fue a la comisaría a por sus ordenadores (se los requisaron por lo de la pornografía infantil del padre) y, cuando estaba apunto de llegar y vio que había muchos coches parados, salió de su vehículo y se dirigió al lugar en el que, instintivamente sabía, estaba su hijo.
Tras eso, Ernst fue despedido (tardaron muy poco pero en los dos últimos casos cometió muchas imprudencias) y, en el próximo libro, vendrá una mujer para ocupar ese puesto vacante. También descubrieron que el padre de la niña fallecida tenía una aventura con una mujer, la cual mintió diciendo que le dijo que se inventase una coartada diciendo que él estaba con ella cuando en realidad si fue así (era muy resentida); el abuelo paterno de Sara (la niña asesinada) fue a verla y la llamó "fruto del Diablo"; el abuelo de Sara supuestamente murió por una enfermedad neurológica llamada Guillain-Barré cuando en realidad murió envenenado con arsénico y, el actual marido de Lilian (la abuela de Sara), también presentaba los mismos síntomas salvo que esta vez sí que pudieron salvarle la vida ya que también estaba siendo envenenado.
Por lo que se descubre que el asesino (o asesina en este caso) es la mismísima abuela de Sara, Lilian. La mató porque se parecía mucho a su madre por lo que la asesinó e inculpó al vecino.
Os preguntaréis, ¿por qué la mató porque se pareciera a su madre? Os lo explico:
Agnes, la madre de Lilian (antes de llamarse Lilian se llamaba Mary) era rica pero se encaprichó de un picapedrero (Anders) el cual la dejó embarazada por lo que su padre se enfadó y la echó de casa con él a vivir en la pobreza del barracón de la cantera. Tras el difícil parto, Agnes da a luz a dos gemelos, a los cuales rechaza profundamente (como a su marido). El pobre Anders trabaja mucho para conseguir una casa mejor pero Agnes los sigue despreciando por lo que consigue ganar dinero suficiente como para viajar los cuatro a América. Agnes no quiere irse allí con ellos por lo que los asesina pero se gana una buena coartada. Tras apuñalar a Anders, asfixia a los dos niños, junta los cuerpos en la misma habitación, apila ropa, echa aguardiente, le da dos caladas a su cigarro y...¡vòila! Al poco rato toda su casa y las casas vecinas salen ardiendo mientras que a ella le da tiempo de coger algunas cosas y salir de allí. Tras enterrar a su marido y sus dos hijos se va a América para olvidar todo aquello y conseguir vivir una vida mejor con más riquezas. Se lleva consigo una cajita azul con las cenizas de Anders y sus dos hijos para recordar (aunque después las usas para otra cosa).
En América no le van muy bien las cosas, por lo que decide regresar a su tierra natal y, cuando va a embarcar, ve a una niña sola llorando, como ve que nadie la busca, la agarra de la mano y se la lleva para decir que es viuda de un hombre rico. La niña crece pero crece gorda, lo cual no la gusta, por lo que la encierra en el sótano y la da de comer Humildad (¿os acordáis de las cenizas? Eso es la Humildad). La niña crece creyendo las mentiras de su madre, por lo que asesina a su padre, la madre vive solo para su amante al que ahora puede ver cada vez más hasta que se van distanciando y ella se entera de que es por otra mujer (no su mujer de verdad, sino por su secretaria), así que Agnes le atropella con el coche hasta matarle. Mary se queda huérfana y va de casa de acogida en casa de acogida hasta los 18 años que es cuando se va y se la juega a su madre reclamando su casa. Tras eso cambia de nombre (a Lilian, por supuesto).
También pondré como ha avanzado la relación de Erica y Patrik.
Tras nacer su pequeña hija Maja, Erica tiene depresión post-parto. No me extraña, es difícil cambiar las rutinas por un ser pequeñito y por el que apenas puedes dormir y al que tienes que cuidar 24h al día.
Patrik se toma el caso como algo personal ya que la madre de Sara es amiga de Erica. Al final del libro, Erica está con mejor ánimo para llevar lo de ser madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario